Por vosotras y por la vida.

Ha bastado una sola entrada. Más bien una sola palabra: Trabajo -“Practicando sobre lo que podría ser un gran trabajo: la crianza de una vida“. Esta frase en el comentario de Facebook a una primera entrada tonta de Diario de Bambino, refiriéndome al posible trabajo periodístico que aquí, en este blog podría desarrollar. Y no porque yo me tome de primeras la crianza como un trabajo – será algo muy grande, tal vez desbordante, una epopeya al fin y al cabo -. Basta, como digo, para ver las diferentes vidas, de niños y de mayores que existen. Son todas, ninguna igual. Se vislumbran, o ni se imaginan, en la forma de ver las cosas, de actuar y de opinar sobre determinados asuntos, como la paternidad y la maternidad.

Hay muchísimos temas sobre los que informarse, muchas teorías sobre embarazo, parto, crianza y factores que influyen en la vida desde el mismo momento de su creación. Y por supuesto el tiempo, el esfuerzo y la curiosidad que cada uno le quiera dedicar, junto a lo entrenada que tenga uno la intuición. Más algo fundamental, que por muy hombre que seas estés dispuesto a escuchar a la mujer que ha parido y con la que compartes tus días.

Yo en estos meses he disfrutado muchísimo con y de Rocío, de su interés por muchos temas, y por darles una y mil vueltas, dentro de un vientre de la vida que hemos creado y que ha ido creciendo. Podría decir que un blog sobre la vida de mi hijo y la nuestra es un lujo. Por supuesto. Da para todo, puedo hablar de lo que quiera. Pero no tendría tanta enjundia si no fuera porque es el origen de casi todo y porque, habiendo podido dedicar tiempo a estar con Roci y prepararme para el parto y más allá, me he encontrado solo como hombre entre tantas mujeres. Y con muchas preguntas ante la falta de tiempo y de conocimiento que tenemos ante el momento de llegar al mundo y cómo. Al menos, eso me ha parecido a mi, excepciones habrá. No había hombres en las clases de preparación al parto, no había hombres en las clases de yoga para embarazadas, no hay hombres en el grupo de lactancia materna al que vamos. Vamos que hay algo, o más bien muchas cosas, que no me han cuadrado. Yo disfruto entre tanta mujer luminosa, pero son tantas las preguntas que me surgen y tan pocos los bombillazos que he pensado que este puede ser un buen trabajo social e individual.

Yo soy un primerizo, un curioso con ganas de aprender, y  además tengo respeto por mis mayores y por las personas que saben más, incluso por los sabios. Incluso, cumplidos los cuarenta, algunos dicen, que es momento de desprenderse del ego que hasta ahora nos ha podido proteger. Estoy escribiendo las primeras palabras de un diario de Bambino y de nuestra vida con él que será más o menos acertado. También lo haré de las dudas, los debates y las controversias que en estos días o siempre se han tenido sobre los más pequeños, la infancia y  la vida en general.

Por tanto, me gustaría que entre todos planteemos asuntos que nos interesen, nos muevan a la risa o a la indignación, o que no sepamos ni por qué están ahí o aparecen en nuestra cabeza. Experiencias, impresiones, ofuscaciones. Lloros y lágrimas de alegría. Así pues, espero vuestras sugerencias porque entre todos será más fácil encontrar respuestas que nos ayuden a disfrutar de la vida, aún sin enterderla del todo.

Gracias a todos. Sobre todo a Rocío y a vosotras, por todo.

Anuncios

2 comentarios en “Por vosotras y por la vida.”

  1. Guillermo, cuantas cosas me gustarían comentar contigo sobre este tema, pero necesitaríamos un blog sólo para nosotros. Sólo dos comentarios. El primero es para darte la razón, yo tampoco comprendo a los padres españoles que renuncian a vivir en primera persona estos momentos irrepetibles escudándose en su virilidad….
    El segundo es para recomendarte un autor, que aunque es español me lo recomendaron en Alemania. Los libros del Dr. Carlos González han sido en los 20 meses que llevo siendo padre la mejor ayuda a la hora de afrontar el tema paternidad. Me he leído tres (Bésame mucho, Un regalo para toda la vida y Mi niño no me come; este último no me habría hecho falta pero estaba ya emocionado) y por encima de las diferencias culturales estos libros te ayudan a superar tópicos y estereotipos. Totalmente imprescindibles. Besotes y abrazotes!
    Fernando

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s